Las Ocho Ramas del Yoga de Patanjali

¿Cuáles son las Ocho Ramas del Yoga según Patanjali?

El camino óctuple de Patanjali ofrece pautas para una vida significativa y con propósito. Las ocho ramas del yoga forman una secuencia desde el exterior al interior. Es la fuente de inspiración y orientación sobre cómo vivir una vida ética y equilibrada tanto dentro como fuera del tapete. Conoce esta receta para la conducta moral y ética y la autodisciplina.

1. Yamas: Son comportamientos sociales, códigos morales o formas de vivir correctamente (restricciones / no hacer) que describen cómo se debe tratar a los demás. Hay cinco Yamas:

    • Ahimsa (no dañar, no violencia) Estamos hablando de la no violencia en todos los aspectos de la vida. Abstenerse de pensamientos violentos, palabras violentas y acciones violentas. Empieza contigo. Se amable contigo mismo.
    • Satya (decir la verdad, no mentir) Practicar satya significa ser sincero con nuestros sentimientos, pensamientos y palabras. Significa ser honestos con nosotros mismos y con los demás. La práctica continua de la honestidad, nuestras experiencias de vida se convierten en el resultado de esta honestidad y verdad.
    • Asteya (no robar) No robar ni tener la intención de robar la propiedad de otro a través de la acción, el habla y los pensamientos. Y mucho más, como dijo Buda: «Estar donde estás … de lo contrario, te perderás la mayor parte de tu vida». Cuando no estás donde estás, te robas la experiencia de estar vivo en ese momento.
    • Brahmacharya (uso correcto de la energía, moderación, bondad) Lo que brahmacharya nos pide que hagamos es pensar en dónde estamos poniendo nuestra energía (sexual) o de otra forma. Debemos aprender a conservarla, usarla con moderación y no desperdiciar energía en cosas que no sirven a nuestro propósito.
    • Aparigraha (desapego, no posesividad) Aprender a dejar ir. Toma solo lo que necesites. Regala todas las cosas que ya no uses o necesites. Ahora mira lo ligero que puedes estar.

2. Niyamas: Son la responsabilidad y la disciplina interior, y una forma de vivir correctamente (observaciones / si hacer) que describe cómo uno debe tratarse a sí mismo. Hay cinco Niyamas:

    • Saucha (limpieza, pureza física y mental) La mala comida es tóxica para el cuerpo, los malos pensamientos son tóxicos para la mente y las malas emociones son tóxicas para nuestra alma. Selecciona sabiamente entre las muchas opciones de alimentos, pensamientos y emociones que esperan entrar en tu cuerpo y mente a medida que te vas purificando. Saucha mantiene nuestros cuerpos limpio por fuera y por dentro.
    • Santosha (estar contento, gratitud) Sé feliz en el lugar donde estás, sé feliz con lo que tienes y sé feliz con quién eres. Estar contento. Aceptación de la vida, de nosotros mismos y de todo lo que la vida nos ha traído. Ten en cuenta que “Tu eres suficiente”.
    • Tapas (autodisciplina, aceptación del dolor que conduce a la purificación) Tapas significa calor, quemar las impurezas mediante la disciplina. Ese fuego interior que nos motiva se llama tapas. Piensa en la autodisciplina como mantener los acuerdos que has hecho contigo mismo, creando calor. La práctica de asanas es una forma de tapas en el cuerpo.
    • Svadhyaya (autoestudio, repetición de oraciones) El estudio del yo. Esta es la práctica de comprender verdaderamente quiénes somos, a través de la reflexión interna, leyendo textos de yoga y cantando mantras.
    • Ishvara Pranidhana (ríndete a tu poder superior). El yoga es una práctica espiritual, no una religión. Podemos conectarnos con un poder más allá de nosotros mismos si dedicamos tiempo a la naturaleza.

3. Asanas: Son las posturas que adopta nuestro cuerpo en la práctica física del yoga y nos permiten conectar mente, cuerpo y alma. Ayuda a equilibrar y armonizar la estructura básica del cuerpo humano.

4. Pranayama: «Prana» es respiración y «Ayama» es control. Entonces, «Pranayama es el control de la respiración». Respirar es una parte básica de la vida. Los movimientos básicos de Pranayama son la inhalación, la retención de la respiración y la exhalación. La práctica de pranayama purifica tu cuerpo y elimina las distracciones de la mente, lo que facilita la concentración y la meditación. Podemos entrenar nuestras mentes para que permanezcan concentradas en las tareas y calmar la charla en nuestras cabezas.

5. Pratyahara: Retiro de los sentidos. Con la retirada de los sentidos, ya no sentimos, oímos, vemos, saboreamos ni olemos nada a nuestro alrededor. La práctica de pratyahara nos ayuda a liberar la mente de innumerables distracciones de la vida cotidiana y a poder pasar a la meditación.

6. Dharana: Concentración, atención enfocada en un solo enfoque. Puedes elegir cualquier objeto como una vela, una parte del cuerpo, un chakra, una persona o una hermosa flor en la que puedas concentrarte. Cuando miras a los ojos de tu amado, el resto del mundo se olvida. Concentración estricta en un objeto o tarea.

7. Dhyana: Absorción, meditación sin esfuerzo. En dhyana, enfocamos la mente en un objeto en particular y practicamos quedarnos absortos en él. Cuando dharana se vuelve continuo, automáticamente se vuelve dhyana.

8. Samadhi: Unidad con todos los seres vivos, en la que una persona experimenta la unidad con el universo. Absorción / Felicidad. La unión perfecta del alma individualizada del espíritu infinito, samadhi es un estado de unidad y absorción completa. Es el último de los ocho pasos que conducen a la iluminación.

1, 2 y 3: Prácticas de limpieza externa. Aspectos externos del yoga. Lleva tu cuerpo a un estado de equilibrio y salud física.

4 y 5: Hace el puente entre los aspectos internos y externos del yoga.

6, 7 y 8: Prácticas de limpieza interna. Aspectos internos del yoga. Naturalmente van juntos, traen el conocimiento del verdadero yo.

1, 2, 3, 4, 5 y 6: Cosas que haces.

7 y 8: Cosas que te suceden.

La práctica del yoga no es lineal, es circular y continua: nuestra práctica puede cambiar y evolucionar, pero siempre estamos practicando. Comparto contigo estas herramientas y técnicas para mejorar tu salud y bienestar.

¡Namaste!

Jimena Tobon